Seleccionar página

Cómo adaptar tu eCommerce a la nueva era del mobile

Por qué transformar tu e-commerce en m-commerce 

¿Sabías que los dispositivos móviles ya intervienen en más de la mitad de las compras online? Cuando no compramos directamente desde teléfonos o tabletas, los solemos usar igualmente en alguna parte del proceso. La revolución del mobile ecommerce (m-commerce) está aquí y más vale que tu tienda online se adapte o te quedarás atrás. ¡Descubre cómo!

Hace tiempo que se venía venir y al final ha sucedido: los móviles están superando al ordenador como principal dispositivo para comprar online. En regiones como Asia Pacífico o los Estados Unidos, ya se hacen más compras desde dispositivos móviles que desde ordenadores; en Europa y España, vamos un poco más retrasados, pero el 53 % de los usuarios compran habitualmente desde un teléfono o tableta, según Statista. Además, aunque la compra se realice desde un ordenador, a menudo el viaje del comprador empieza buscando información desde el móvil.

Sin embargo, la mayoría de las tiendas online siguen pensadas principalmente para ser usadas desde la pantalla grande de un ordenador, no desde un dispositivo móvil. ¿No es un poco ilógico?

 

El precio de no subirse al carro del m-commerce

El mobile commerce o m-commerce no es una de esas tendencias del comercio electrónico que están por venir: es ya una realidad. Si echas un vistazo a las estadísticas de tu tienda online, verás que un porcentaje cada vez mayor de tus usuarios accede desde un dispositivo móvil. También es muy probable que la tasa de abandono de los usuarios móviles sea mayor que la media. ¿Por qué?

Hay dos posibles explicaciones:

  1. El usuario entra en tu tienda online para buscar información con el móvil, pero prefiere completar la compra desde el ordenador por seguridad o comodidad. Esto es una buena noticia, porque la venta la acaba consiguiendo tu tienda online (aunque sea en diferido).
  1. El usuario intenta hacer la compra desde el móvil, pero no lo consigue por alguna razón, se frustra y acaba abandonando. Esto es una mala noticia porque, aunque algunos lo vuelvan a intentar desde el ordenador, otros se irán a una tienda más “mobile-friendly”.

En cualquiera de los dos casos, optimizar tu tienda para dispositivos móviles es una buena idea, ya que te ayudará a que los clientes que prefieren comprar desde el ordenador se animen a probar desde el móvil; y evitará que los clientes que compran desde móviles se acaben marchando.

Cómo adaptar tu tienda online al m-commerce

Llegados a este punto, conviene aclarar que convertir tu tienda online en un auténtico m-commerce va más allá de simplemente tener una web optimizada para móviles. Aquí tienes algunos consejos.

  • Ofrece una experiencia verdaderamente “mobile”: esto incluye contar con una tienda online responsive o adaptativa que se visualice perfectamente en todos los dispositivos móviles; pero también tener una aplicación móvil de tu tienda online para descargar.
  • Aligera todo lo que puedas: tener una página que cargue rápido es fundamental en el m-commerce, porque los móviles tienen menos potencia gráfica y de procesamiento. Así que evita imágenes pesadas, scripts innecesarios y otros elementos que ralentizan el sitio.
  • Ten en cuenta los pequeños detalles: una tienda online realmente “mobile-friendly” no solo se ve perfectamente en móviles y tabletas, sino que también se maneja de manera cómoda. Eso incluye botones grandes, menús sencillos, formularios fáciles de rellenar, etc.
  • Simplifica la navegación: lo ideal es que el cliente pueda llegar a donde quiera con uno o dos clics. Para ello, reduce al mínimo la complejidad de los menús, destaca los productos más vendidos en la portada e incorpora un buscador de productos que funcione bien.
  • Empieza a pensar en modo “mobile-first”: un error que suelen cometer las tiendas online es hacer primero los cambios en la versión para ordenador y luego aplicarlos a la versión móvil. Pero ambas versiones deben actualizarse a la vez y tener la misma funcionalidad.
  • Optimiza las descripciones de producto: los textos largos posicionan bien en Google, pero leerlos en una pantalla pequeña es una odisea. Diseña fichas de producto más visuales, con diferentes niveles de profundidad de la información y muchas fotos y vídeos.
  • Agiliza el proceso de compra: ¿has probado alguna vez a introducir una dirección larga o un número de tarjeta con el teclado de un teléfono? ¡Es muy pesado! Ofrece una opción para comprar sin registro, así como la función autocompletar con los datos del navegador.
  • Incorpora el pago con el móvil: el móvil ya es el segundo método de pago favorito en España tras las tarjetas. Por lo tanto, los clientes que compran con el móvil esperan poder pagar también en tu tienda online con Apple Pay o cualquiera de sus equivalentes.
  • Proporciona una buena atención al cliente: cualquier pequeña duda o problema puede dar al traste con una compra desde el móvil. Así que ofrece asistencia adaptada a este canal, como un botón clic-to-call para llamar, un chat integrado o un canal de WhatsApp.
  • Pásate también al mobile marketing: el entorno móvil ofrece nuevas posibilidades de interactuar con tus clientes, como por ejemplo enviarles notificaciones cuando haya ofertas, usar la geolocalización para presentarles un surtido personalizado… ¡Aprovéchalas!
  • Usa otras funcionalidades de los móviles: por ejemplo, puedes ofrecer la posibilidad de iniciar sesión fácilmente en tu tienda online mediante redes sociales, el reconocimiento de imágenes o códigos de barras escaneándolos con la cámara del dispositivo móvil, etc.
  • Prueba nuevos modelos de negocio: el m-commerce puede aplicarse asimismo en el canal retail. Por ejemplo, si tienes una tienda física, puedes hacer que los clientes escaneen un código QR en el escaparate para acceder al producto en su móvil y comprarlo online.

 

Y un último consejo: el usuario del m-commerce elige este canal por la simplicidad y la rapidez que ofrece. Por la misma razón, también espera que el resto del proceso de compra sea muy ágil. Por ejemplo, seguro que le gustaría tener la posibilidad de recibir su pedido el mismo día, en lugar de tener que esperar 24 o 48 horas como en una tienda estándar. Para ello, puedes contar con un servicio de entregas ultrarrápidas como el que ofrecemos en Kubbo. Con nuestros almacenes urbanos que están cerca de tus clientes, nuestro eficiente servicio de fulfillment y nuestras entregas en 2 horas, los clientes móviles no solo elegirán tu tienda, ¡sino que seguro que repiten!

Descubre cómo vender más en tu tienda online con la logística inteligente de Kubbo aquí.