Seleccionar página

Evita roturas de stock en tu eCommerce

Cómo evitar una rotura de stock en tu e-commerce

 

Estos días estamos viendo cómo muchos supermercados se quedan con las estanterías vacías y a menudo sin posibilidad de reponer el género agotado. Es lo que en terminología logística se llama rotura de stock y también sucede en el e-commerce, con consecuencias bastante desastrosas para tu negocio. Descubre cuáles son y cómo evitar que te suceda.

Quizás el ejemplo más llamativo de productos cuya demanda se dispara en las situaciones de emergencia es el papel higiénico. ¡Hasta existen aplicaciones que calculan cuánto necesitas para pasar una cuarentena! Sin embargo, ver productos agotados en las estanterías de las tiendas o supermercados (y en las tiendas online) no es nada inusual incluso en circunstancias normales.

Es algo que puede ocurrir en épocas de gran demanda, como por ejemplo con algunos productos electrónicos en el Black Friday, con los juguetes en las navidades o durante la época de rebajas. Sin embargo, las roturas de stock, que así es como se denominan estas situaciones, también suceden en otros momentos del año y pasan una factura considerable a las cuentas de las tiendas online.

Qué es una rotura de stock y por qué se produce

Se conoce como “rotura de stock” la situación en la que no es posible satisfacer la demanda de los clientes debido a la falta de existencias de un producto o categoría determinado. Si lo piensas, es algo inaudito: ¡tenemos clientes que quieren comprar y no pueden hacerlo porque no hay producto! Normalmente, los problemas de un e-commerce o una tienda suelen ser justo al contrario…

La mala planificación, los problemas de fulfillment o los incumplimientos de los fabricantes, distribuidores y transportistas son las principales causas de una rotura de stock. También pueden producirse debido a circunstancias imprevisibles, por ejemplo un aumento súbito de la demanda.

Además, una rotura de stock se puede agravar cuando se produce el llamado síndrome de la escasez o FOMO (del inglés fear of missing out, o temor a perderse algo). Provoca que los clientes se pongan nerviosos cuando no pueden comprar algo que quieren y empiecen a comportarse de manera irracional. Por ejemplo, acaparando todas las unidades disponibles en cuanto salen a la venta, lo cual agrava todavía más la rotura de stock y provoca una mayor sensación de urgencia. O bien pagando precios mayores ante la escasez de la oferta, lo cual irrita a los demás compradores.

Esto no sucede solo en las tiendas físicas, sino que el fenómeno FOMO se produce también en el e-commerce cuando se agota un producto a la venta. Incluso hay empresas que “juegan” con la escasez de producto para incentivar las ventas. Por ejemplo, cuando los fabricantes de teléfonos ofrecen la posibilidad de reservar un nuevo modelo meses antes de su lanzamiento al mercado.

Consecuencias de sufrir una rotura de stock

Es fácil darse cuenta de las consecuencias que una rotura de stock tiene para un e-commerce:

  • Pérdida de ingresos: los clientes que no pueden comprar se van a otra tienda online o buscan alternativas para satisfacer su necesidad a través de otros canales.
  • Menor fidelización: parte de los clientes que se van a otras tiendas online se quedarán en ellas si encuentran lo que buscan y no volverán a tu e-commerce.
  • Insatisfacción de los clientes: los compradores sufren una mala experiencia al no poder comprar los productos que quieren y eso genera quejas y reclamaciones.
  • Sobrecarga de tráfico: los clientes tienen que volver a entrar una y otra vez en el e-commerce para ver si ya hay existencias disponibles, lo cual puede ralentizar el sitio.
  • Mala reputación online: es muy probable que los clientes descontentos se quejen en las redes sociales o dejen opiniones negativas sobre tu tienda online.
  • Tensiones logísticas: la urgencia por resolver la rotura de stock añade una presión adicional a la cadena de suministro que puede multiplicar los errores.

Un estudio realizado por Harvard Business Review hace unos años señalaba que las roturas de stock provocan que el 45 % de los compradores elijan un producto sustitutivo si existe, el 31 % se vayan a otra tienda, el 15 % pospongan su compra y el 9 % decidan no comprar el artículo. Sea cual sea la opción que escojan, no será buena para tu e-commerce, así que veamos cómo evitarlo.

 

Cómo evitar las roturas de stock en tu e-commerce

A continuación encontrarás las recomendaciones básicas para evitar una rotura de stock en tu tienda online, así como las consecuencias negativas que hemos visto en el apartado anterior.

  • Gestiona las compras adecuadamente: asegúrate de realizar siempre compras ajustadas a la evolución de la demanda en cada momento y llega a acuerdos con tus proveedores para poder reponer rápidamente los productos que se hayan agotado.
  • Mantén un inventario actualizado: peor aún que una rotura de stock es tener un producto en el almacén y no venderlo porque no aparece contabilizado. Un sistema de gestión de almacenes en tiempo real te permitirá tener una transparencia total respecto al stock.
  • Planifica adecuadamente las campañas de ventas: es necesario preparar con antelación campañas como el Black Friday, navidades, lanzamientos de productos, etc. y aumentar el stock de reserva para evitar que se pueda agotar el inventario disponible.
  • Asegúrate de disponer de un fulfillment eficiente: a veces las roturas de stock se producen porque el centro logístico o de distribución no es capaz de recepcionar, reponer y enviar los productos a tiempo para satisfacer las demandas de los clientes.
  • Propón alternativas al cliente: en lugar de limitarte a indicar que un producto no está disponible, ofrece artículos similares para intentar que el cliente siga en tu tienda y complete su compra. Puedes ver ejemplos de cómo implementar esta opción en tu e-commerce aquí.
  • Ofrece la opción de avisar al cliente: las mejores plataformas de e-commerce permiten la posibilidad de guardar la cesta de la compra, o añadir el producto no disponible a una lista de deseos, y enviar una notificación automática al cliente cuando vuelva a estar disponible.
  • Divide el pedido en varios envíos: otra opción consiste en ofrecer al cliente la posibilidad de recibir los artículos de su pedido que estén disponibles en un primer envío, y mandar los artículos agotados en otro envío tan pronto como se repongan en la tienda online.
  • Externaliza tus artículos de mayor rotación: una buena manera de evitar las roturas de stock es gestionar los pedidos de los productos más demandados a través de un operador de logística urbana, que esté cerca de tus clientes y pueda realizar entregas rápidas.

Por ejemplo, en Kubbo contamos con una red de almacenes urbanos situados en el centro de las principales ciudades que están pensados para reforzar tu cadena de suministro en los momentos de mayor demanda. Puedes confiarnos una parte de tu inventario (por ejemplo los productos más vendidos o de un valor más alto) para asegurarte de que los pedidos se preparan y llegan a tus clientes con la mayor rapidez, gracias a nuestro servicio de entregas ultrarrápidas en dos horas.

Te ofrecemos una capacidad logística elástica para adaptarnos a los momentos de más venta sin tener que ampliar tu infraestructura logística y solamente pagarás por los pedidos servidos a través de nuestro servicio. Además, gracias a nuestra fácil integración con las principales plataformas de e-commerce, en todo momento tendrás una visibilidad plena sobre las existencias disponibles y los envíos realizados. Finalmente, te avisaremos con antelación cuando vaya a agotarse algún producto para que puedas reponerlo y que ningún cliente se vaya de tu tienda sin encontrar lo que busca.

¡Con la logística elástica de Kubbo, las roturas de stock son cosa del pasado! Infórmate aquí.