Volver al Blog de Kubbo
Tendencias

Lo que tendremos en el futuro es un modelo que combina todos

November 26, 2020

Si tienes una tienda online, tus clientes están en Internet. Y resulta que las redes sociales son el servicio online más utilizado por los internautas. De modo que usar las redes sociales para vender más en tu tienda online parece una buena idea, ¿verdad? Descubre a continuación las claves del “Social Commerce” y cómo implementarlo con éxito en tu comercio electrónico.

El Social Commerce (en español, “comercio social”) es el uso de las redes sociales para vender directamente los productos de tu tienda online o como apoyo a tus canales de venta, por ejemplo para encontrar posibles clientes para tu e-commerce o atender a los compradores interesados. 

El concepto no es nuevo: ya desde la aparición de las primeras redes sociales como MySpace o Tumblr, las empresas las usaron para promocionar sus productos con mayor o menor éxito. Sin embargo, actualmente se dan varias diferencias que hacen que el Social Selling esté despegando. 

En primer lugar, la penetración de las redes sociales ha alcanzado niveles récord, con cerca de un 70 % de usuarios de Internet que las utilizan; además, estas plataformas tienen una influencia cada vez mayor en las decisiones de compra gracias a las opiniones de los clientes; finalmente las propias redes sociales han desarrollado herramientas específicas para vender a través de sus páginas, evitando el paso intermedio de tener que llevar al cliente hasta la web de tu e-commerce.

Cerca de un 70% de usuarios de Internet usa las redes sociales

Por lo tanto, ya no se trata de intentar “vender en” las redes sociales como ocurría al principio, haciendo publicidad más o menos subliminal; ahora se trata de “vender con” las redes sociales. Ese es el cometido del Social Commerce y lo puedes implementar de tres maneras: con los botones de compra, con una tienda en redes sociales o, de manera más indirecta, con el llamado Social Selling.

1. Botones de compra en redes sociales

En 2014, Facebook introdujo el botón “Comprar ya” en su red social y eso provocó una revolución en la forma en que las tiendas online utilizaban las redes sociales. Ya no se trataba solo de emplear estas plataformas para promocionar sus productos y servicios con llamadas a la acción que con suerte llevaran a los usuarios a sus tiendas online: ahora era posible comprar directamente en ellas.

La idea gustó y en la actualidad la mayoría de las redes sociales han implementado botones de compra directa: además de Facebook, están disponibles en plataformas como Instagram, Pinterest, Twitter y próximamente también en YouTube. ¿Pero cómo funcionan los botones de compra en las redes sociales? Generalmente, hay que tener un perfil de empresa en las redes sociales con un número mínimo de seguidores y registrarse en un programa específico como Facebook Shopping o Instagram Shopping. Una vez aceptada tu solicitud, podrás configurar los productos de tu tienda online en la aplicación o conectarla con la plataforma de tu e-commerce (Magento, PrestaShop, WooCommerce, etc.) y empezar a incluir botones de compra en tus publicaciones de redes sociales. 

Cuando un usuario vea un producto que le interesa en una de tus publicaciones de redes sociales, puede comprarlo pasando directamente al pago sin necesidad de ir a tu tienda online, buscarlo, etc. Por supuesto, estas plataformas se llevan una comisión por la publicidad, pero según cuál sea tu sector, vender en redes sociales de esta forma puede salirte a cuenta. En especial si lo combinas con anuncios en redes sociales, que te permiten llegar a más público de forma muy segmentada, o bien colaborando con influencers de tu sector que te ayuden a promocionar los productos a la venta.

2. Tiendas online en redes sociales

En mayo de 2020, Facebook anunció una nueva funcionalidad llamada Facebook Shops. Se trata de un paso más en la implementación del Social Commerce que quiere superar las limitaciones de los botones de compra. Con esta función, la red social de Mark Zuckerberg te permite crear una tienda online completa dentro de tu página de Facebook o Instagram (recordemos que actualmente son las dos mayores redes sociales y ambas pertenecen a la misma compañía). Los clientes pueden navegar por tu catálogo o por una selección de productos, ver las descripciones, imágenes y vídeos de los artículos, consultar los precios y opiniones de usuarios, enviar preguntas o solicitudes a través de Facebook Messenger, Instagram Direct o WhatsApp… ¡Todo eso sin salir de la red social!

En el momento de realizar la compra, el pago puede hacerse en Facebook o Instagram con los medios de pago propios de estas plataformas, o bien a través de la pasarela de pago de tu tienda online. Como puedes imaginar, el negocio para Facebook e Instagram es animar a la gente a pagar dentro de la propia aplicación, con lo cual obtienen una comisión por cada pago procesado; pero de momento esta funcionalidad no está disponible fuera de Estados Unidos. Las tiendas de Facebook e Instagram todavía son recientes, pero pueden convertirse en una alternativa a los marketplace

3. Social Selling en las redes sociales

La tercera alternativa para implementar el Social Commerce en tu tienda online es usar las redes sociales como canal de captación de clientes, aunque la venta se haga finalmente en tu página. Es lo que se conoce también como Social Selling y lo emplean tanto los comercios electrónicos como empresas de servicios, marketing directo, etc. ¿Cómo funciona la venta mediante el Social Selling?

La idea es usar la gran popularidad de las redes sociales para encontrar clientes potenciales (“leads”) interesados en lo que vendes y atraerlos a tu tienda online para convertirlos en compradores. Para ello, tienes que contar con una página de empresa en las redes sociales y empezar a publicar contenidos interesantes para tu público: novedades, consejos, concursos, tutoriales, vídeos, etc. Apóyalo con publicidad en las redes sociales para ampliar su repercusión.

Usa las redes sociales como canal de captación de clientes

Estas acciones te permitirán atraer a posibles compradores para luego invitarles a visitar tu tienda online, ofreciéndoles por ejemplo una descarga gratuita o un código de descuento para su primera compra. De esta forma, puedes reforzar los esfuerzos de captación que realizas para llevar tráfico a tu tienda online mediante otras acciones de marketing como el SEO, blog, anuncios de búsqueda…

Ahora que ya conoces las tres alternativas que existen para vender más en tu tienda online con el Social Commerce, no olvides otra cosa fundamental: es tan importante lograr la venta como servir el pedido a tiempo. Un usuario no entenderá que pueda comprar en tu comercio electrónico con un clic en el teléfono móvil desde Instagram… ¡pero luego el pedido tarde una semana en llegar!

Para asegurarte de no defraudar las expectativas de tus compradores, confía en un partner logístico para e-commerce como Kubbo. Gracias a nuestros almacenes urbanos en las principales ciudades, nuestro servicio de fulfillment para la preparación de los pedidos y nuestras entregas en dos horas… ¡tus pedidos llegarán antes de que los clientes tengan tiempo de volver a revisar sus redes sociales!

Pásate a la logística inteligente con las soluciones para e-commerce de Kubbo. ¡Infórmate!